milunaofertas-logo

Microondas: Una receta que igual no conocias

microondas

El microondas lleva ya muchos años presente en nuestras cocinas. Sin embargo, muchos lo utilizan para poco más que calentar leche o algún plato frío. Eso supone una infrautilización de un aparato tan útil y cómodo, porque lo cierto es que cocinar con el microondas no es nada complicado y presenta muchas ventajas.

Existen muchas recetas para hacer con el microondas en un tiempo bastante más reducido que con utensilios tradicionales. El tiempo de preparación de las recetas es hasta tres veces menor que en un horno normal. El ahorro de tiempo es una de las grandes ventajas, pero no la única porque, además, mancha menos y utiliza muy pocos utensilios, bastante más cómodos de lavar.

Por si fuera poco, el microondas prepara alimentos de forma más sana y ligera. Se requiere bastante menos aceite y eso hace que resulten menos calóricos y más saludables. Además, conserva los sabores de forma más natural que si pasan por el fuego.

Sabiendo su utilidad de primer orden para cocinar de forma rica, cómoda y muy rápida, todavía es posible que algunas personas identifiquen la cocina de microondas como algo básico y para salir un poco del paso.

Sin embargo, eso no es así, porque permite hacer también platos elaborados y sabrosos aptos para servir en una comida más sofisticada sin que se distinga diferencia con los métodos de elaboración tradicional. Eso ocurre con algunos pescados, que a veces reservamos para ocasiones especiales, al considerar que la receta es muy elaborada. Con el microondas , esas ocasiones especiales pueden hacerse diarias, cómoda y rápidamente.

Como ejemplo, te dejamos la receta de una deliciosa, tierna y jugosa lubina al microondas , que deja las puertas abiertas a tu imaginación para acompañarla de cualquier guarnición que la convierta en plato especial. La lubina es, además, uno de los pescados blancos más magros y aporta vitaminas, fósforo, hierro y potasio.

Después de limpiarlas, lavándolas con agua, las colocaremos en una bandeja apta para microondas. Se pintan bien con aceite de oliva, usando un pincel de cocina, para espolvorear después sal y especias como orégano, tomillo, perejil y ajo en polvo.

Una buena opción es añadir las hierbas a un vasito al aceite y luego pintar las lubinas con la mezcla. En cualquier caso, no se deben añadir en seco, porque absorben la humedad propia del pescado. Después, ponemos las lubinas en el microondas, combinando con la función grill, entre 10 y 12 minutos, a una potencia media. El resultado te sorprenderá.

Share this post



 
X